- Puertas
• Puertas Artesanales
• Puertas Exteriores
• Puertas Interiores
- Ventanas
• Tipos de Ventanas
• Accionamiento
• Ventanas de Aluminio
• Ventanas de PVC
• Ventanas de Madera
• Vidrios
• Mosquiteros
• Cortinas de Enrrollar
• Colocación en Seco
• Sistema New-Line
- Gastronomía
• Mesas
• Otros
A la hora de elegir los vidrios hay varios factores a tener en cuenta:

- la dimensión del vidrio
- la presión de viento a la que estará sometido el vidrio
- el aislamiento acústico y térmico buscado
- el lugar donde estará ubicado el vidrio

• La elección del espesor adecuado del vidrio
• El vidrio y la seguridad
• Vidrio Templado
• Vidrio Laminado
• Vidrio Armado
• El vidrio y la transmisión del calor
• El vidrio y el control del ruido
• ¿Qué es un Doble Vidriado Hermético (DVH)?
• ¿Qué entendemos por tensión o estrés térmico en un vidrio?


La elección del espesor adecuado del vidrio
La presión de viento es una de las principales cosas a las que estará sometido un vidrio. La resistencia del vidrio depende de su espesor, tamaño y de la forma en que esta sujetado por la abertura.

Otro aspecto es el grado de aislamiento térmico y acústico que brinda cada espesor de vidrio. La combinación de los vidrios y la calidad de las ventanas que fabricamos, que poseen burletes y cierre hermético, resuelven con facilidad y eficiencia los problemas de transmisión de ruido y ayudan a la conservación de la energía dentro de la casa.

Existen dos gráficos, uno para vidrio simple y otro para vidrio doble, que combinan la presión de viento y el metraje cuadrado del vidrio, para un vidrio soportado en sus cuatro bordes. Cruzando estos dos datos se obtiene el espesor mínimo recomendado de vidrio.

Habitualmente se utiliza el vidrio Float 4mm para ventanas chicas (ventanas de abrir en 1 hoja ó corredizas en 2 hojas) y Float 6mm para puertas balcón, cuando hablamos de vidrio simple. Si la dimensión del vidrio es muy grande ó el lugar donde estará colocado el vidrio es riesgosa, pasamos a un vidrio de seguridad ya sea Templado ó Laminado.

Cuando se decide utilizar doble vidriado, se varía la composición de acuerdo a la dimensión del vidrio, lo habitual es utilizar un DVH 4/9/4, esto significa Float 4mm / Cámara de Aire de 9mm / Float 4mm. (ver info sobre doble vidriado hermético).

El vidrio y la seguridad
En la Argentina la legislación aún no exige en ninguna ciudad (excepto Mendoza) el uso obligatorio de vidrios de seguridad en áreas de riesgo.En este sentido, la seguridad solo queda en manos de uno mismo.No es necesario colocar vidrios de seguridad en toda la casa. La forma más simple y segura de evitar accidentes es asegurarse el uso de vidrios de seguridad en las áreas donde existe riesgo. El costo de un vidrio de seguridad es más alto que el de un vidrio común, pero el valor que posee cuando evita que alguien salga lastimado es mucho mayor. El costo de colocar vidrios de seguridad en los lugares de riesgo de una casa, representa un porcentaje mínimo del costo total de la casa.

Por eso, el consejo de Tecnolegno es que tenga en cuenta la seguridad de su familia, ya que el costo de un accidente es muy difícil de medir.

Existen distintos tipos de vidrios de seguridad. Son vidrios procesados, que en caso de rotura accidental, no producen daños cortantes serios en las personas. Según el tipo, poseen distintas propiedades.La diferencia con los vidrios Float, es que si el vidrio común se rompe, no importa el espesor, se fractura en grandes astillas agudas y filosas. El vidrio Float puede utilizarse en lugares donde no hay riesgo de impacto violento.

Es muy importante el lugar donde estará ubicado el vidrio, por ejemplo los lugares de riesgo son:
- vidrios colocados sobre una escalera
- vidrios en un techo
- vidrios a la altura del piso (se pueden romper al barrer)
- vidrios de una puerta balcón (mucha gente no ve los vidrios cuando la ventana está cerrada)
- vidrios sobre una ducha
- vidrios adyacentes a una puerta de abrir (golpes por un portazo)
- etc.
Vidrio Templado
Este vidrio se fabrica calentando el vidrio común, para luego enfriarlo rápidamente. Esto le da mayor resistencia, por lo que es mucho más difícil de romper.

Su propiedad más importante, es que si ante un golpe fuerte se rompe, el vidrio se fragmenta en muchos y pequeños pedazos, similares a la “sal gruesa”, sin aristas cortantes. Con esto, las posibilidades de causar heridas cortantes ó profundas son mínimas. Es muy importante verificar, que este tipo de vidrios tengan la marca de su fabricante y la indicación impresa de que son templados.

Habitualmente se utilizan vidrios templados de 4mm ó 6mm, y el tamaño máximo de vidrio templado es 3.60 x 2.00.
Vidrio Laminado
Este vidrio se fabrica mediante un “sándwich” compuesto de dos hojas de vidrio común y una lámina de plástico especial denominado Polivinil Butiral (PVB), firmemente unidas entre sí, en forma permanente, mediante un proceso de calor y presión en un horno autoclave.

Ante un golpe, uno o ambos vidrios pueden romperse, siendo la lámina plástica la que evita el desprendimiento de los trozos de vidrio roto, minimizando el riesgo de producir heridas.

Se utiliza habitualmente en los parabrisas de los autos.

Habitualmente se utilizan vidrio laminados 3+3 para medidas normales, si la medida es muy grande, se deberá considerar un 4+4, 5+5 ó 6+6, de acuerdo a la dimensión. Se puede optar por ambos vidrios transparentes, por un vidrio tonalizado por ejemplo gris ó bronce, ó también por uno de los vidrios esmerilado y otro transparente, por ejemplo para un baño.

Vidrio Armado
Este vidrio se fabrica introduciendo una malla de alambre dentro del vidrio durante su proceso de fabricación.

A pesar de que se rompe como el vidrio común, generalmente el alambre tiende a mantener unidos los pedazos rotos. Por eso se recomienda utilizarlo en paños pequeños. No es adecuado para áreas donde existe un riesgo de impacto violento.

La característica principal, es que permite detener la propagación del fuego hasta una hora, por eso se utiliza en puertas y cerramientos contra incendio.

El vidrio y la transmisión del calor
Evitar el ingreso excesivo de calor en verano e impedir que el calor de la calefacción escape hacia el exterior durante el invierno, son aspectos de importancia para la elección de un vidrio, porque definen el confort térmico interior y el consumo de energía.

El coeficiente K expresa el valor del aislamiento térmico que brinda un elemento constructivo, es decir, es la capacidad para retardar el paso de calor. Cuanto menor es el valor K, mayor es su capacidad de aislar.

Ladrillos de 30cm K = 1.8 W/m2k
Vidrio 6mm K = 5.8 W/m2k
DVH con cámara de aire de 12mm K = 2.8 W/m2k
DVH con cámara de aire de 12mm siendo de los vidrios Low-E K = 1.8 W/m2k

El valor K depende del ancho de la cámara de aire, y no varía de modo significativo, con el espesor ni con el tipo de vidrio, excepto si se trata de vidrio Low-E (vidrio de baja emisividad).
El vidrio y el control del ruido
Para comprender mejor las propiedades de aislamiento acústico del vidrio es preciso primero entender cuál es el significado práctico del decibel (dB), que es la unidad con la que se mide la presión sonora. Por ejemplo una presión sonora de 80 dB no es el doble de 40 dB sino que es 10.000 veces mayor.

Cuanto mayor es la presión sonora mayores son las dificultades para aislar el paso del ruido.

En términos generales, contar con una ventana con un DVH 4/12/4 con una capacidad de aislamiento acústica promedio de 30/33 dB implica tener un buen nivel de control acústico.
¿Qué es un Doble Vidriado Hermético (DVH)?
Un Doble Vidriado Hermético, es una unidad compuesta por dos vidrios, separados entre sí por una cámara de aire seco y quieto, herméticamente sellado al paso de la humedad y al vapor de agua.

Cada unidad sellada de DVH llega a nuestra planta, para ser colocado directamente en las ventanas.

Respecto de un vidrio simple, brinda las siguientes ventajas y propiedades a una ventana:
- aumenta en más del 100% el aislamiento térmico del vidriado
- mejora el aislamiento acústico
- disminuye hasta un 70% el consumo de energía de climatización por las pérdidas de calor a través del vidrio
- elimina la condensación de humedad sobre el vidrio, evitando que se empañe
- anula el efecto de “muro frío”, aumentando el confort junto a la ventana
- aumenta el valor de su propiedad


¿Qué entendemos por tensión o estrés térmico en un vidrio?
Un caso típico es cuando un vidrio, recocido o crudo, de una ventana está sometido a la acción del sol. Este calienta el centro del paño mientras que los bordes del vidrio, que están tapados por los contravidrios, permanecen menos calientes o más fríos. Cuando la diferencia de temperatura entre la zona caliente y la zona fría supera los 40ªC, estamos en presencia del riesgo de que se produzca una fractura generada por la diferencia de temperatura entre dos sectores de un mismo paño de vidrio.